Las Estrellas del Valle del Elqui

Pienso que la observación astronómica es una de las cosas más sorprendentes que uno puede realizar en el Valle del Elqui. De hecho, basta con tirarse de espaldas en una noche estrellada de primavera o verano y contemplar el brillo y hermosa fuerza que emana de la Vía Láctea.

A simple vista podemos observar muchas constelaciones, como la conocida “Cruz del Sur”, el “Cinturón de Orión” y otras. Un ojo más entrenado podrá distinguir ciertos planetas que se encuentren visibles en esa época, como Venus o Marte. Y si es día de Luna, ufff, puedes pasar horas enteras observando sus cráteres y su luminosidad.

El Valle del Elqui tiene uno de los cielos más limpios del mundo, es por esto que se han instalado grandes telescopios científicos que buscan desentrañar los misterios de nuestro inagotable Universo. Sepan disculpar, es uno de mis temas favoritos y me emociono al hablar de esto.

Para hacer de esta experiencia algo más maravilloso, puedes acudir a algunos de los centros de observación turística, como Mamalluca, Pangue o Cancana, entre otros. Éstos cobran por llevarte hasta los telescopios y hacer un tour guiado sobre las estrellas. Es algo hermoso y apto para toda la familia, digamos que desde los 5 años hacia delante. Si les interesa visitar el Tololo, deben pedir hora con dos meses de anticipación.

No deben dejar escapar la oportunidad de asistir a alguno de los observatorios que hay, pues la experiencia es sorprendente. Algunas veces al año hay lluvias de estrellas y, sin importar la hora, los invito a quedarse despiertos y maravillarse con eso.

Muchas personas acuden a nuestro Valle a hacer fotografía astronómica (que son las que admiran en conjunto con esta nota), si alguien se interesa por esto, no duden en contactarnos, quizás podamos hacer algo 😉

¿Un plus? Existe el único observatorio solar de Chile, ubicado en la ciudad de Vicuña, a cargo del observatorio del Pangue, tienen visitas todos los días, siempre que el clima lo permita y esa es otra experiencia sorprendente, para los que están ansiosos y les cuesta esperar hasta la noche para observar las maravillas del universo.